Todo ser humano tiene derecho a dudar de vez en cuando